miércoles, 1 de marzo de 2017

Maratón Valencia baja el corte de su maratón de 6h a 5h 30´


Valencia baja el corte de su maratón de 6h a 5h 30´

Críticas constructivas y destructivas, como no podía ser de otra manera, nunca llueve a gusto de todos.

Personalmente pienso que es una medida acertada. En su página web recalca, y cito textualmente: "La organización de Maratón Valencia entiende que todo aquel que corra los 42,195 kilómetros por encima de 7:50 minutos de promedio por kilómetro debería plantearse retos más cortos hasta alcanzar una condición física adecuada para disfrutar del Maratón Valencia en los próximos años.

Por último, esta medida agilizará los trabajos de limpieza, las labores de desmontaje de la prueba y la apertura del tráfico en las principales vías de la ciudad, mejorando la convivencia de la prueba con los habitantes de la capital del Túria."

En lo primero que quiero hacer hincapié es que correr por encima de 7´50´´/km, no es correr, es andar, ya que cualquier persona podría andar a 8´/km sin mayor problema.

No se trata de juzgar si alguien que la hace en casi 6 horas tiene mérito o no, no hablamos de eso. Hablamos de que esa persona quizá no esté lo suficientemente preparada para afrontar un maratón. No somos menos runners por no terminar la prueba reina, quizá debemos plantearnos retos menores, o simplemente, entrenar más.

Multitud de críticas se han visto en las RRSS respecto a esta nueva medida, que si hay personas con discapacidad, personas enfermas, personas de longeva edad... Bien, vuelvo a insistir, no se le quita mérito ninguno a este tipo de personas, pero quizá la prueba del maratón no sea la más apropiada, y no son peores personas ni corredores que otra que hace un 10k.

Obviamos el tema de la salud. Si ya un maratón no es del todo saludable, machacar tu cuerpo hasta muchas veces la extenuación (se ven verdaderos cadáveres a partir de 5h), no es lo más aconsejable.

Si una persona se lesiona a mitad del maratón, lo más coherente, lógico y normal, es abandonar. No pasa nada si se abandona. Lo que no es coherente, lógico y normal es agravar la lesión, por no hablar de un riesgo mayor. No vivimos de esto, no somos profesionales, seguramente el lunes tengamos que volver al trabajo, a lo que nos da de comer, usemos la cabeza.

No será que con la moda del running, ¿nos apuntamos a las maratones, a sabiendas de que no estamos preparados, ni nos esforzamos por prepararlos, para fardar delante de los amigotes de que somos finishers por simple postureo?

Otra pregunta para reflexionar: Si se supone que nos gusta correr, ¿por qué no entrenamos más para llegar mejor preparados?

Y ya por último: en mi opinión, además de los 42,195 kms, lo bonito de la maratón es la preparación, el camino que hay hasta llegar el día, sacar tiempo para entrenar de dónde no lo hay, con hijos/trabajo/problemas, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada